EL NUEVO TLCAN VA DURO CONTRA PIRATERÍA EN ADUANAS

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - El acuerdo al que han llegado México y Estados Unidos para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) obligará a México a reforzar acciones para combatir uno de sus mayores males: la piratería.

El acuerdo bilateral incluye la detención de productos pirata en aduanas. “Las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley deben poder detener los productos sospechosos de ser pirateados o falsificados en todas las áreas de entrada y salida”, detalla información de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR).

Actualmente en México se confiscan este tipo de mercancías en las aduanas, pero solo bajo querella de los afectados (empresas) por un cargamento específico o cuando el sistema aleatorio para revisar mercancías marca rojo, lo que no garantiza al 100% la detención de toda la mercancía pirata que pasa por las aduanas para salir o entrar al país.

Para impedir el paso o salida de estas mercancías en su totalidad serán necesarios cambios en leyes y reglamentos, una mayor coordinación entre autoridades y empresarios, así como una mejor capacitación de personal de instituciones como el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) y autoridades aduaneras, explicaron especialistas a Expansión.

Para que la Administración General de Aduanas (AGA), a cargo del Servicio de Administración Tributaria (SAT) pueda confiscar mercancía pirata en las entradas del país, es necesario que se hagan modificaciones a la Ley Aduanera, explicó Bernardo Herrerías, socio de la firma legal Hogan Lovells.

“Como está la ley ahora, la AGA no puede hacer detenciones por sí sola es necesario que el dueño de derecho (las empresas) presenten una querella ante el IMPI o la Procuraduría General de la República para que expidan la orden de detención a Aduanas”, dijo Herrerías.

El proceso en México es complicado y lento, en otros países como Finlandia, las autoridades aduaneras detectan riesgos al analizar las características de un embarque, la declaración de mercancía e incluso el país de origen.

De acuerdo con el Reporte Especial 301 de la USTR, México se encuentra en la lista de países en observación por la gran afluencia de productos piratas, especialmente en puntos que sirven para redistribuir en el país como Tepito en la Ciudad de México, y el mercado de San Juan de Dios en Guadalajara.

Otras de las acciones que se necesitan para detectar mercancía pirata que pasa por frontera son la perfección del uso de tecnología para la revisión de mercancías y coordinarse con autoridades aduaneras de Estados Unidos para desarrollar centros de transferencia de mercancía binacionales, consideró Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“También se debe empoderar más la revisión y la coordinación entre las agencias o empresas de paquetería para el cruce de mercancías, y reforzarse la coordinación entre los transportistas mexicanos y estadounidenses”, comentó el empresario.

Estas medidas, sobre todo la coordinación entre empresas de mensajería, son importantes ya que nuevas estipulaciones acordadas, como la ampliación de minimis (cantidades mínimas que pasan la aduana sin arancel), puede prestarse a la entrada de mercancías declaradas a un precio menor al real (subvaluación), explicó por su parte José Cohen, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex).

La ampliación de minimis radica en incrementar el valor máximo de mercancías contenidas en un paquete enviado por servicios exprés para que pase libre de impuestos y derechos en aduanas. México y Estados Unidos decidieron incrementar este valor de 50 a 100 dólares.

Fuente: (https://expansion.mx/economía)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X